17 diciembre, 2015 Jose Angel Rodríguez

COMUNICADO DEL PSE-EE DE ERRENTERIA EN RELACION CON LAS NUEVAS IRREGULARIDADES DETECTADAS EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CENTRO DANTZAGUNE-LEKUONA.

Queremos poner en conocimiento de la ciudadanía de Errenteria las graves irregularidades urbanísticas, que a nuestro entender, se han producido en el proyecto Dantzagune-Lekuona, irregularidades que BILDU ha intentado ocultar tanto a los grupos políticos municipales como a la Diputación Foral de Gipuzkoa y a la Agencia Vasca del Agua, y que hemos podido conocer gracias a un informe de la Interventora municipal en la que se negaba a abonar unas facturas, que incrementaban el coste de los trabajos de redacción del proyecto en un 38 %, porque no existía constancia de los trabajos realizados. 

Con carácter previo, hay que hacer saber que la redacción del proyecto Dantzagune-Lekuona se adjudicó en septiembre de 2013 bajo unas condiciones muy precisas, puesto que este edificio se encuentra afectado por la Ley de Costas y solamente podían realizarse obras de mantenimiento y consolidación del edificio, por lo que no podría verse incrementada ni su superficie, ni su volumen y además debería ser conservado el aspecto exterior del edificio actual. Pues bien, hemos detectado que Bildu ha modificado de forma oculta e ilegal el proyecto original para adaptarlo a sus intereses.

 

El proyecto inicialmente adjudicado respetaba la normativa urbanística y contaba, por tanto, con la autorización de la Agencia Vasca del Agua y el visto bueno de la Dirección Provincial de Costas. Pero, en enero de 2014, BILDU y PNV acordaron modificar el proyecto DANTZAGUNE para incorporar un auditorio, afirmando que era legal hacerlo y que “sólo” supondría un incremento inferior al millón de euros. 

Nuestro trabajo diario de control y fiscalización de la gestión del equipo de gobierno ha hecho que podamos descubrir lo siguiente:

1) que la incorporación del auditorio ha supuesto finalmente que se haya incrementado la superficie construida desde los 2.965 m2 hasta los 4.406 m2, esto es, un incremento del 48% sobre el máximo permitido por la normativa urbanística.

2)  que se ha incumplido la obligación de solicitar la autorización a la Agencia Vasca del Agua (un organismo dependiente del Gobierno Vasco) para llevar a cabo la incorporación del auditorio al proyecto original. Estamos convencidos de que no fue un descuido, si no de que se oculto la magnitud de la modificación  por el riesgo de no poder obtener la autorización.

3) que se ha ocultado el incremento brutal de los costes que supone la incorporación del auditorio, 2,4 millones de euros, esto es, un 57,88 % más de lo previsto inicialmente. El presupuesto inicial de ejecución de Dantzagune era de 4.180.000 € pero, tras la incorporación del auditorio, solo la obra de Lekuona asciende a 6.599.000 €, a lo que hay que añadir cerca de un millón más en trabajos previos y costes de redacción del proyecto.

Las conclusiones que de todo ello saca nuestro grupo político, son las siguientes:

Estas cifras suponen un auténtico escándalo y una muestra clara de la nefasta forma de gestionar de BILDU. No es de recibo realizar importantes  modificaciones sin ponerlas en conocimiento de los grupos políticos, sin exponerlas al público para conocimientos de los ciudadanos, ocultándolas a los organismos correspondientes,  que dichas modificaciones así realizadas obtengan el visto bueno y por supuesto, que por los costes elevadísimos que suponen al erario público no se proceda a informar a todas las partes implicadas, especialmente a los ciudadan@s que son los que al final pagaran con sus impuestos la mala gestión de esta faraónica obra.

Mantenemos el compromiso de defender los intereses de nuestro Ayuntamiento y seguiremos denunciando las irregularidades que a nuestro entender cometa el equipo de gobierno, incorporando estas, a la denuncia judicial ya existente sobre este equipamiento y comunicando las mismas a los organismos públicos correspondientes.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.